¿Por qué los melones son buenos para usted?

 

Comer un melón a diario seguramente mejorará la salud de cualquier persona. Estas frutas, también conocidas como melones, son bastante populares en los estados que no contienen antioxidantes, donde es fácil encontrarlas en cualquier supermercado local. Debido a que son tan comunes, algunas personas tienden a pasar junto a ellos sin pensarlo dos veces. Si está buscando agregar algo de nutrición a su dieta, el melón es una gran fruta para acompañar. Aumentar la ingesta de ellos es una forma de involucrar a comer alimentos saludables que tengan buen sabor. Tienen un sabor rico y un aroma increíblemente agradable que los hace difíciles de resistir, incluso para aquellos que no disfrutan particularmente de las frutas en general.


Índice del artículo

  • 1 Una descripción general de los melones
  • 2 ¿Cómo se puede disfrutar mejor de los melones?
  • 3 Beneficios para la salud de los melones
  • 4 ¿Cuáles son los nutrientes que puede encontrar en los melones?
  • 5 ¿Qué otros beneficios para la salud tienen los melones?
  • 6 ¿Cómo se escogen los melones?
  • 7 ¿Cómo se mantienen frescos los melones?

Una descripción general de los melones

Los melones normalmente se cultivan en climas tropicales, aunque ahora hemos desarrollado tecnología para cultivarlos en áreas templadas. Esto es genial para aquellos de nosotros que vivimos en el hemisferio norte.

Los melones son de la misma familia que también se sabe que incluye los melones casaba y honeydew, la clásica sandía, la calabaza, los pepinos y las muy queridas calabazas. Esta familia se llama Cucurbitaceae y las plantas de esta familia son anuales, lo que significa que completan su ciclo de vida en una sola temporada de crecimiento.

¿Cómo se puede disfrutar mejor de los melones?

Los melones se pueden comer crudos o en ensaladas o postres. A algunas personas les gusta combinar melones con helado para hacer un regalo especial que es difícil de rechazar. No importa cómo le guste comer su melón, lo importante es que obtenga sus maravillosos nutrientes en su cuerpo. Afortunadamente, hay recetas de melones que todos pueden disfrutar.

Los melones son realmente versátiles, por lo que siempre puede encontrar fácilmente formas de integrarlos en su estilo de vida.

  • Si eres más aventurero y te gusta explorar nuevos sabores, sería una excelente idea incluirlos en una ensalada. Puede hacer una variedad mediterránea para darle un sabor más sabroso y gourmet, incluya aceitunas, cebollas y albahaca. O puede hacer una ensalada de melón fresca y crujiente agregando nueces, apio y uvas rojas.
  • También puede incluir melón en su muesli matutino, agregando yogur griego, copos de avena y las frutas secas que prefiera.
  • Si nunca has pensado en asar un melón, ahora es un buen momento para comenzar, ya que esta fruta se vuelve más dulce cuando se tuesta.

Como ves, esta fruta en realidad es muy fácil de incorporar a tu vida, todo lo que necesitas es un poco de imaginación y ganas de probar cosas nuevas. El melón es rico en antioxidantes y una verdadera potencia en lo que respecta a los nutrientes que contiene, así que asegúrese de que, como quiera que elija consumirlo, el melón siempre le traerá un mundo de beneficios para la salud.

Beneficios para la salud de los melones

Los beneficios para la salud del melón son vastos, variados y difíciles de obtener sin complementar con el consumo de frutas. Si usted es alguien que carece de vitamina A, el melón es una excelente manera de evitar la deficiencia de este nutriente esencial sin correr el riesgo de tomar demasiadas píldoras de vitaminas y una sobredosis (que es una preocupación legítima con esta vitamina en particular). Los melones también contienen una alta concentración de betacaroteno, que ayuda a prevenir el desarrollo de cáncer y células que dañan la ingesta de oxígeno de una persona. Incluso se informa que esta fruta tiene efectos más positivos en los ojos que las zanahorias, lo que le permite prevenir de manera efectiva problemas como la degeneración macular o las cataratas.

Como se mencionó anteriormente, los melones son extremadamente ricos en antioxidantes, los ingredientes clave para un sistema inmunológico saludable y una buena dosis de energía. Con cada porción de melón también se beneficiará de importantes antioxidantes como luteína, zeaxantina, betacaroteno y criptoxantina de selenio. Es importante recordar que lo que hace que los antioxidantes sean verdaderamente insustituibles en el cuerpo es su capacidad para ralentizar el proceso de envejecimiento natural a nivel celular. Una ventaja adicional es que su cuerpo convertirá el betacaroteno en vitamina A y, junto con la zeaxantina, promoverá la salud ocular.

Dicho esto, el selenio es otro de los antioxidantes que hacen del melón una fruta tan buena para empezar. El selenio es otra gran herramienta para combatir el estrés oxidativo que ocurre en el cuerpo si ha estado bebiendo, fumando y realizando actividades estresantes durante demasiado tiempo. También se ha demostrado que el selenio es una excelente ayuda para prevenir afecciones cognitivas degenerativas, como la demencia o la enfermedad de Alzheimer.

En extensión, el melón también puede desempeñar un papel importante en la vida de los pacientes con asma. Esto se debe a que el estrés oxidativo también afectará la forma en que el aire fluye hacia y desde los pulmones: las vías respiratorias se inflaman y se estrechan, lo que dificulta la respiración. Con este fin, la integración del melón en su dieta, como paciente con asma, puede conducir a una disminución de los síntomas desagradables.

¿Cuáles son los nutrientes que puede encontrar en los melones?

Los melones son excelentes frutas tanto en términos de sabor y versatilidad, como de beneficios para la salud y valor nutricional. En el mundo actual, es más difícil que nunca incluir todas las vitaminas y nutrientes que necesitamos para un sistema inmunológico saludable y un buen funcionamiento general del cuerpo. Así que echemos un vistazo más de cerca a lo que contiene el melón en términos de nutrientes:

  • Proteína
  • Sodio
  • Vitamina A
  • Carbohidratos
  • Magnesio
  • Planchar

Además de la vitamina A y el betacaroteno de esta fruta, los melones contienen vitaminas C, B3 (comúnmente llamada niacina) y B6; potasio; folato y fibra dietética.

Analicemos cada uno de estos nutrientes y vitaminas con mayor profundidad y veamos cómo contribuyen realmente a su bienestar:

  • La vitamina B6 es una excelente manera de reactivar su estado de ánimo a largo plazo, ya que es muy eficaz para mejorar su estado de ánimo y combatir la depresión y la ansiedad. También es excelente para tratar la anemia y promoverá la salud mental en general.
  • La vitamina A es un nutriente eficaz para prevenir problemas de salud ocular desagradables, así como para estimular su sistema inmunológico.
  • El potasio es un mineral poderoso que ayudará a su cuerpo a regular mejor sus niveles de líquidos, ayudará con la contracción muscular y las señales nerviosas.
  • La vitamina K es el mineral que favorece la coagulación sanguínea adecuada y regula los niveles de calcio en sangre.
  • La vitamina C es una de las vitaminas más importantes que podemos obtener para nuestro bienestar, ya que está en el centro de todos los procesos que afectan a los tejidos corporales; esta vitamina apoya su crecimiento y reparación. La vitamina C también es responsable de formar colágeno, curar heridas y apoyar el funcionamiento normal de los huesos y cartílagos de su cuerpo.
  • El magnesio, al igual que la vitamina B6, es excelente para prevenir la depresión y, a menudo, se combina con esta vitamina para obtener resultados óptimos. También es excelente para bajar la presión arterial, al mismo tiempo que reduce la resistencia a la insulina. El hierro es lo que mantiene sus niveles de energía a un ritmo óptimo, al tiempo que garantiza el buen funcionamiento de sus procesos gastrointestinales. El hierro también es un factor clave para regular la temperatura corporal.
  • La fibra dietética es responsable de reducir el colesterol malo y los niveles de azúcar en sangre. Además, la fibra tiene esta impresionante cualidad que ayuda a que su sistema digestivo funcione más suavemente: sus evacuaciones intestinales mejorarán y también tendrá una sensación de saciedad cada vez que aumente su ingesta de fibra dietética. Esto evitará que se sumerja en los desagradables refrigerios de medianoche, lo que siempre es una ventaja.

Estos son nutrientes que, lamentablemente, a menudo no obtenemos de nuestra dieta habitual. Es importante que encontremos formas de consumirlos, y comer un poco de melón es ciertamente más placentero que tener que tomar una gran cantidad de píldoras suplementarias todos los días.

Los científicos han descubierto que el consumo de melones puede reducir las enfermedades, lo que es una preocupación incluso para las personas que suelen estar sanas. No hay nada de malo en trabajar todo el año para mantener el funcionamiento adecuado de su sistema inmunológico, ¡y no está de más tratar de fortalecerlo!

Debido a que los melones son frutas ricas en fibra, ayudan a mantener las deposiciones regulares para que pueda evitar tener que tomar laxantes. También mejoran el metabolismo de los carbohidratos del cuerpo mientras aumentan la estabilidad de sus niveles de azúcar al reducir el contenido alto de azúcar en sangre.

¿Qué otros beneficios para la salud tienen los melones?

Un hecho menos conocido es que los melones también se pueden utilizar externamente, para mejorar la salud de la piel y el cabello. Los altos niveles de vitaminas K y E son increíbles para suavizar y nivelar el cutis problemático. Las vitaminas C y A estimularán las células de la piel, lo que a su vez la rejuvenecerá.

Cuando se trata de usar melón directamente en la piel, es importante que lo pruebe usted mismo y vea con qué está más de acuerdo su piel. Puede aplicarlo directamente sobre su piel tal cual o puede aplicarlo en una combinación con más ingredientes, como miel o plátanos. Lo mismo ocurre con la elección de incluirlo como ingrediente en una mascarilla para el cabello. Dependiendo de su tipo de cabello y sus necesidades específicas, puede agregar ingredientes que aporten más humedad o que mejoren el factor de brillo.

¿Cómo se escogen los melones?

Los melones son grandes frutas en todas partes, pero si ha elegido uno malo, puede decirle adiós al increíble sabor y la fuente de nutrientes. Por eso es realmente importante conocer todos los indicadores clave que apuntan a un melón perfectamente maduro y listo para cosechar.

El primer indicador que puede buscar es el factor de peso: si cuando lo levanta, se siente más pesado de lo que esperaba, entonces está completamente maduro. Otro gran indicador es el olor de esta fruta: debe oler dulce, tal como sabe. Además, si presiona la piel de la fruta con el pulgar y se siente bastante suave, puede estar seguro de que está madura.

También se recomienda que tenga en cuenta el aspecto visual del melón. Como ocurre con cualquier otra fruta, el melón tendrá un color cuando esté crudo y otro diferente cuando esté maduro. El color entre las redes cambiará de verde a gris amarillento.

Y si necesita otro indicador para saber si su melón está maduro o no, se recomienda que también revise la vid. Si cuando quieres recogerlo de la enredadera, se tuerce con bastante facilidad, significa que tu melón está listo y listo para ser comido.

¿Cómo se mantienen frescos los melones?

Tan deliciosos como son los melones, requieren algunas condiciones especiales de almacenamiento si desea aprovechar al máximo estas frutas antioxidantes.

En primer lugar, si ha comprado un melón y ha notado que aún no está en su forma más madura, aún puede dejarlo en el mostrador durante un par de días hasta que esté agradable y listo para comer. Si lo colocas en una bolsa de papel que se cierra en la boca, incluso puede acelerar el proceso de maduración.

Si decide posponer el tallado del melón y refrigerarlo, aún puede esperar que esté fresco durante unos 5 o 7 días. Por supuesto, este número variará según la madurez inicial del melón y la temperatura de refrigeración.

Sin embargo, todo cambia cuando ya has tallado tu melón. De repente se vuelve más perecedero y deberá refrigerarlo lo antes posible. Puedes envolverlo con film transparente y meterlo en el frigorífico hasta que estés listo para comerlo. Solo recuerde que durará otros 2-3 días más, como máximo.

No hay una sola persona que no se beneficie de comer más melón porque esta fruta funciona para prevenir problemas en primer lugar. ¿Quién quiere enfermarse y luego trabajar para curar la enfermedad en lugar de evitarla por completo? La mayoría de nosotros preferiría llevar una vida sana. Comer un melón aquí y allá es una forma conveniente de aumentar su nutrición.

Es una fruta versátil y accesible que es fácil de encontrar e incorporar a un estilo de vida más saludable. Disfrútelo crudo, en una ensalada o en su muesli matutino; independientemente de lo que elija, asegúrese de disfrutar de todo lo que el melón tiene para ofrecer.

Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más