¿Son las peras seguras para los perros?

 

A medida que las estaciones rotan, también lo hacen nuestras preferencias dietéticas, de acuerdo con las nuevas verduras y frutas que comienzan a madurar durante ese tiempo específico. Cuando finalmente llegan las temperaturas más frías, tendemos a recurrir más a frutas como nueces, uvas, membrillos y peras para saciar nuestro ansia de delicias otoñales.


Las peras son extremadamente deliciosas, jugosas y nutritivas y son excelentes bocadillos saludables para los humanos en cualquier momento durante los meses más fríos. ¿Pero qué hay de nuestros perros? ¿Podemos compartir nuestro gozo recién descubierto con ellos también? Es posible que ya sepa que hay ciertos alimentos para humanos que no solo disfrutarán su perro, sino que también serán saludables para su amigo de cuatro patas. Antes de profundizar en este tema, veamos qué es exactamente lo que los perros necesitan desde un punto de vista nutricional y luego establezcamos qué frutas son las que cumplen con los requisitos.

Índice del artículo

  • 1 ¿Cuáles son las necesidades nutricionales de su perro?
  • 2 ¿Qué frutas pueden comer los perros?
  • 3 ¿Qué hay en una pera?
  • 4 ¿Qué necesita saber antes de alimentar a su perro con peras?
  • 5 Cómo elegir las peras adecuadas
  • 6 Tipos de peras
  • 7 Escogiendo tus peras
  • 8 Cómo almacenar peras
  • 9 Conclusión

¿Cuáles son las necesidades nutricionales de su perro?

Los perros pertenecen al orden científico Carnívora, que abarca tres categorías diferentes de mamíferos con tres conjuntos diferentes de necesidades dietéticas: carnívoros, herbívoros y omnívoros. ¿Pueden los perros comer frutas? ¿Pueden los perros comer peras?

  • Si bien se sabe que los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que necesitan absolutamente carne en sus dietas, los perros son como los humanos: omnívoros.
  • Dado que son omnívoros, esto significa que los perros pueden satisfacer sus necesidades nutricionales comiendo una dieta compuesta tanto de carne como de plantas. Con el tiempo, la estructura de sus dientes y su sistema digestivo se han adaptado tanto a la dieta omnívora, que también puedes alimentar fácilmente a tus perros con otros alimentos, no solo con carne.
  • Si desea alimentar a su perro con una dieta saludable, es importante recordar que estas increíbles mascotas requieren una combinación equilibrada de minerales, vitaminas, aminoácidos específicos de proteínas y ácidos grasos esenciales específicos, que se pueden encontrar en las grasas. Por supuesto, la relación entre todos estos componentes cambiará con las diversas etapas de desarrollo en la vida de su perro.
  • Los perros suelen utilizar proteínas como fuente de energía, pero también pueden obtener su energía de los carbohidratos. Sin embargo, se recomienda que cocine alimentos que contengan carbohidratos más complejos, como los cereales.

¿Qué frutas pueden comer los perros?

Saber que los perros son omnívoros cambia toda la paleta de opciones de alimentación a su disposición. Como se mencionó anteriormente, hay ciertas frutas que no solo disfrutan mordisqueando, sino que también ayudan a fortalecer su sistema inmunológico, mejoran su sistema digestivo y les brindan los antioxidantes necesarios para mantenerlas tan activas como deben estar durante todo el día.

Estas frutas se extienden a lo largo de todas las estaciones, por lo que siempre hay un momento adecuado para alimentar a su perro con algunas frutas.

Entonces, ¿qué frutas pueden comer los perros después de todo? Éstos son algunos de ellos:

  • Arándanos: 2 o 3 arándanos por tratamiento individual que se le dé regularmente a su perro también lo ayudarán a beneficiarse de más antioxidantes, hierro, selenio y zinc.
  • Manzanas: estas frutas omnipresentes también son excelentes fuentes de nutrientes para su amigo peludo, ya que contienen vitamina C, Fito nutrientes, potasio, flavonoides y fibra muy necesarios.
  • Arándanos: son una excelente fuente de vitamina C, manganeso y fibra. Al igual que con los humanos, los arándanos ayudarán al cuerpo de su perro a combatir las infecciones del tracto urinario.
  • Plátanos: los amamos y ellos también los aman. Son abundantes en potasio y carbohidratos; alimentarlos una pulgada a la vez es más que suficiente.
  • Kiwis: esta es una aparición más sorprendente en esta lista, pero a los perros les gustan los kiwis. Aparte de esto, los kiwis también proporcionan vitamina C, potasio y fibra a tu amigo peludo.
  • Melón: 1 pulgada de rodaja de melón es más que suficiente si se le da a su perro con regularidad; lo ayudará a beneficiarse de una amplia gama de nutrientes, entre los que se encuentran las vitaminas A y C, el complejo de vitamina B, magnesio, potasio, betacaroteno y ácido fólico.
  • Fresas: estas también son verdaderas potencias cuando se trata de minerales y vitaminas, ya que contienen yodo, magnesio, fibra, potasio, grasas omega 3, ácido fólico, yodo y vitaminas B1, B6, C y K.
  • Peras: también son frutas extremadamente nutritivas para alimentar a tu perro, ya que contienen multitud de vitaminas y minerales que fortalecerán el sistema inmunológico de tu amigo de cuatro patas. Cada golosina debe estar compuesta por uno o dos cubos de pera.

¿Qué hay en una pera?

Entonces, ahora que hemos establecido la respuesta a la pregunta ‘¿Son las peras buenas para los perros?’ y ese es un rotundo ‘sí’, echemos un vistazo más de cerca al valor nutricional de una pera. Una pera de tamaño mediano de alrededor de 178 gramos traerá a la mesa los siguientes nutrientes:

Calorías: 101
Proteína: 1 gramo
Carbohidratos: 27 gramos
Vitamina K: 6% de DV
Potasio: 4% de DV
Fibra: 6 gramos
Cobre: ​​16% de DV
Vitamina C: 12% del valor diario (DV)

Las peras son excelentes frutas antioxidantes, lo que significa que ofrecen una importante protección antioxidante. Esto, a su vez, significa que servirle a su perro una rodaja de pera de vez en cuando lo ayudará a mantenerse activo y con un aspecto fresco. El cobre hace maravillas cuando se trata de proteger el sistema inmunológico, manteniendo la función nerviosa adecuada y el metabolismo del colesterol.

La vitamina A favorece la cicatrización de heridas y la salud general de la piel, mientras que la fibra contenida en las peras probablemente ayudará a que los procesos gastrointestinales de su perro funcionen sin problemas.

¿Qué necesita saber antes de alimentar a su perro con peras?

Por muy saludables que sean las peras, debes dárselas a tu perro con moderación. De lo contrario, corre el riesgo de que su perro no se sienta bien de repente, ya que su estómago no está acostumbrado a una transición tan dura.

La moderación es esencial porque su alto contenido de agua y otros elementos de su composición pueden hacer que las peras sean las culpables cuando su perro tiene malestar estomacal.

Los veterinarios le dan una indicación de la cantidad de pera que debe alimentar a su perro y recomiendan limitar la ingesta de peras de su perro a alrededor del 10% de su ingesta diaria normal de alimentos.

Incluso las frutas más inofensivas pueden representar un peligro de asfixia si no se cortan correctamente. Así que asegúrese de cortar sus peras en porciones del tamaño de un bocado que se ajusten a las dimensiones de su perro y observe a su amigo mientras devora las deliciosas golosinas. Solo para estar seguros.

Cómo elegir las peras adecuadas

Ahora que hemos establecido la respuesta a la pregunta ‘¿Pueden los perros comer peras?’, echemos un vistazo más de cerca a los consejos y trucos que necesita saber si quiere servir las mejores peras a su perro.

Al recoger peras del mercado de agricultores, es importante distinguir entre las muchas variedades de peras, ya que todas pueden tener diferentes características específicas cuando están maduras. La forma es diferente, el color y la firmeza de la pera en sí serán cosas diferentes a tener en cuenta al elegir la pera adecuada.

Tipos de peras

En todo el mundo hay actualmente más de 3000 cultivares de peras. Las peras se dividen principalmente en dos tipos: el tipo asiático y el tipo europeo. Las peras asiáticas parecen parecerse más a las manzanas, con su textura crujiente y su color amarillo tostado. Lo que normalmente vemos en los supermercados es en realidad del tipo europeo: tienen la piel suave y el fondo más pesado.

Hay varias variedades de peras conocidas entre las que puede elegir y estas son:

  1. Peras Bartlett: esta es una variedad suave y se magullan fácilmente cuando finalmente esté madura. Son las peras enlatadas tradicionales y a menudo tienen un aroma cítrico.
  2. Peras Anjou: son extremadamente jugosas y gotearán cuando las muerdas. Estos también son excelentes para cocinar.
  3. Peras Anjou rojas: se ven casi exactamente igual que las peras Anjou originales, excepto por el fuerte tono rojo que presumen.
  4. Comice Pears: esta variedad se encuentra entre las más queridas para comer crudas. La textura es menos granulada que en otras peras y el aroma es muy afrutado. También son excelentes ingredientes para productos horneados.
  5. Peras Bosc: estas peras son muy crujientes cuando están crudas y también mantienen intacta su hermosa forma cuando se cocinan. Tienen un intenso aroma a pera, especialmente cuando se huele en la cabeza.
  6. Peras Concorde: estas peras son fácilmente reconocibles debido a sus cuellos largos y afilados. De hecho, son una especie de combinación entre las variedades Bosc y Comice y se vuelven más suaves, con un toque de vainilla, cuando maduran.
  7. Peras Seckel: estas peras son del tipo que se destacan entre la multitud y esto se debe a su tamaño. Son realmente pequeños, no más que unos pocos bocados, y son los ingredientes perfectos si estás pensando en enlatar, escalfar y hornear.

Escogiendo tus peras

¿Interesado en elegir las peras adecuadas? Debe saber que todo se reduce a la rapidez con la que desea comerlos. Si desea comerlas de inmediato, querrá obtener peras que estén en su punto más maduro en su etapa de desarrollo.

  • Las peras tienden a madurar mejor cuando están fuera de la rama. Esto significa que generalmente se cosechan maduros, no completamente maduros. Esto significa que la mayoría de las peras que encontrarás en el mercado necesitarán un poco de tiempo antes de que maduren por completo y se conviertan en su versión más deliciosa y jugosa.
  • La forma de determinar si una pera está madura es presionando su piel con el dedo. Puede hacer esto alrededor del punto donde el tallo se encuentra con la fruta y si cede, esto significa que su pera está lista para ser disfrutada.
  • Si sus peras están blandas en cualquier otra parte de su cuerpo, significa que ya están demasiado maduras y han superado su punto ideal de consumo.
  • Sin embargo, si no quiere comerse las peras de inmediato, debe buscar las que aún tengan la parte superior dura. De esta manera, puede dejarlos madurar aún en su encimera durante unos días más, a temperatura ambiente.

Cómo almacenar peras

No podrá darle a su amigo de cuatro patas las peras de mejor calidad si las almacena mal. Por eso es importante observar algunas pautas de almacenamiento de peras y ver cómo puede aprovecharlas al máximo durante el período de tiempo más largo:

  • Dependiendo de qué tan maduras estuvieran sus peras cuando las compró, se pueden almacenar en el mostrador durante unos días después del día de compra. Esto es si todavía están crujientes. Cada variedad tiene diferentes requisitos de maduración, por lo que deberá dejar que las Bartlett estén a temperatura ambiente durante 4-5 días para que maduren, mientras que Bosch y Comice necesitan alrededor de 5-7 días para alcanzar su forma más jugosa. Finalmente, la variedad Anjou requiere más tiempo para madurar; puede dejar estas peras con confianza en el mostrador durante 7-10 días.
  • Revisa tus peras todos los días mientras están en el proceso de maduración. Asegúrese de presionar su pulgar contra la piel y ver cómo se siente.
  • Si quieres acelerar el proceso de maduración, incluso puedes colocarlos en una bolsa de papel, junto con un plátano o una manzana madura. Estas frutas tienden a emitir gas etileno, que se transferirá a las peras, lo que las hará producir también su propio gas etileno.
  • Si desea que sus peras duren el mayor tiempo posible, debe recordar que la temperatura es fundamental. La temperatura de almacenamiento ideal para ellos sería de 30 grados F (-1 grado C) y un nivel de humedad del 85% al ​​90%. Las variedades de invierno se mantendrán frescas a esta temperatura durante unos 3-5 meses, mientras que las peras Bartlett durarán unos 2-3 meses. Entonces, si logra mantener este punto óptimo en términos de temperaturas y compra suficientes peras para empezar, tendrá bocadillos saludables para su perro durante meses.

Conclusión

¿Son las peras seguras para los perros? ¡Absolutamente! Las peras son las golosinas ideales para tus perros. Son frutas antioxidantes saludables que pueden beneficiar a tus amigos por su gran cantidad de minerales, vitaminas y fibra. Son deliciosos y probablemente a tu perro le gustará el sabor, ya que los perros son omnívoros y tienden a llevarse bien con una amplia gama de tipos de alimentos.

Sin embargo, asegúrese de introducir este nuevo refrigerio gradualmente en su dieta, ya que cualquier adición repentina de alimentos de cualquier tipo puede causarles problemas digestivos y muchas molestias. Aparte de esto, las peras también contienen una gran cantidad de azúcar de forma natural, por lo que debe excluirlas de la lista de bocadillos para perros si su perro es diabético.

إرسال تعليق (0)
أحدث أقدم
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más