☑️¿Por Qué Aparece El Acné Durante La Adultez?

En general, se cree que el acné es una etapa que se supera con la edad. Aunque en la mayoría de los casos ocurre así, existe un porcentaje de personas que sufren acné en su edad adulta. Al ser esta cifra cada vez más mayor, nos preguntamos, ¿Por qué aparece el acné durante la adultez?

La Asociación Española de Dermatología asegura que del 11 al 12% de mujeres y el 3% de hombres, continúan presentando acné en la adultez. Esto ocurre porque la piel es el espejo que independientemente de la edad, siempre va mostrar nuestras emociones, salud y hábitos.

Sobre este importante tema, nos vamos a referir por la solicitud de Alessia, una seguidora de San Francisco. Ella es la joven chef de un prestigioso hotel en su ciudad.

Al contactarme Alessia me comentó, que en su adolescencia había presentado acné. Para ella fue una época difícil, donde combatió esta afección, la cual se incrementaba antes de la llegada de su menstruación.

Ahora, ella veía con asombro como a sus 35 años de edad, presentaba cambios en su piel. Su rostro nuevamente se encontraba muy brilloso, por una mayor presencia de grasa y además volvió a presentar brotes de acné.

Esto la tenía muy preocupada pues no entendía por qué le ocurría siendo ya adulta. Sentía que esta situación le había cambiado el humor, pues no quería salir a compartir con su grupo de amigas como antes lo hacía.

Alessia deseaba, que la ayudara a esclarecer sobre la razón por la cual se repetía una etapa, que pensaba estaba superada. Así como, lo que debía hacer para recuperar el equilibrio en su piel.

Con todo gusto y de inmediato preparé la información para Alessia, y dada su importancia la comparto con todos en mi página.

Conociendo un poco sobre el acné en adultos

El acné no es propiedad exclusiva de la adolescencia, pues también se pueden reactivar los brotes en la edad adulta. Esto puede ocurrir por los cambios hormonales, estrés, tabaquismo, dieta inadecuada, contaminación y alergias o intolerancias.

acne-en-adultos

Mientras, que el acné adolescente se presenta en la zona T (frente, nariz y barbilla), el acné adulto se localiza en la zona peribucal, mandíbula y cuello. Además, este se presenta en forma de nódulos inflamados, que causan dolor.

Por lo general, no se piensa en el acné como una enfermedad, si no como un problema asociado al tipo de piel. No obstante, puede ser un síntoma de diabetes en una persona que nunca la ha padecido.

Así mismo, si no se tratan los brotes de acné, los mismos pueden ser cada vez más intensos y dejar cicatrices. Lo que puede causar un impacto estético y afectar psicológicamente a quien lo padece.

Es importante no solo mantener limpia la piel para evitar que el sebo o grasa bloquee los poros, sino tener una buena alimentación, es decir ver el acné de adentro hacia afuera.

Asimismo, se debe determinar que está causando el acné, por ejemplo observar el ciclo menstrual, si este es irregular hay que tratarlo porque puede ser el motivo por el cual aparecen los granos.

Causas que pueden originar acné en la edad adulta

Son varias las causas, que pueden dar origen al acné en la edad adulta. Entre las cuales podemos mencionar:

Causas-que-pueden-originar-acné-en-la-edad-adulta

  • La herencia. Algunas personas son más propensas que otras a desarrollar acné debido a una base heredada. Aproximadamente el 50% de los pacientes poseen historia de familiares en primer grado, con acné postadolescente. Ello, incrementa el riesgo de presentar acné de adulto en un 3,93%
  • Obstrucción de los poros. Esto es causado por un exceso en la producción de grasa. Una de las causas de este exceso de grasa es el estrés. Al estresarnos liberamos adrenalina, esta hormona aumenta la producción sebácea de las glándulas lo que obstruye los poros, apareciendo así el acné
  • Problemas hormonales. Algunas mujeres experimentan cambios hormonales tan fuertes antes de la menstruación, que pueden presentar acné. Aproximadamente el 85% de las mujeres refieren empeoramiento premenstrual. Asimismo, los brotes de acné logran ser frecuentes durante el embarazo, volviendo a presentarse en la menopausia
  • Algunos medicamentos pueden causar o exacerbar el acné. Como ciertos anticonceptivos, vitaminas como la B12 y otras del grupo B, antidepresivos, antituberculosos y corticoesteroides.
  • Higiene ineficaz. Tocarse el rostro con las manos y hablar mucho por el celular, que se deja en cualquier parte. También acostarse sin desmaquillarse, son hábitos de higiene inapropiados, que contribuyen a obstruir los poros con suciedad, grasa y bacterias
  • Práctica de malos hábitos. El uso de tabaco, considerado un factor que promueve y mantiene la enfermedad. Asimismo, una alimentación inadecuada, pocas horas de sueño y no realizar ejercicios, ayudan a propiciar el acné
  • Uso de cosméticos inadecuados para el tipo de piel. Por ejemplo, el empleo en una piel grasosa de cremas que estimulen la producción de grasa.

Como prevenir los brotes de acné

1. Conservar un estilo de vida saludable

Un estilo de vida saludable ayuda mucho a prevenir condiciones y enfermedades en las personas.  Es sabido que el factor nutricional es clave para cualquier situación que se presente en el organismo y que cualquier condición que se presente es producto de un proceso inflamatorio.  No escapa por supuesto el acné, que ha sido el malestar de muchas personas a lo largo de su vida.  Es uso y costumbre, tratar los síntomas de los problemas de salud, pero lo importante es buscar las causas para evitar su recurrencia.

Como-prevenir-los-brotes-de-acné

Estos son unos factores a nivel de nutrición que deben ser tomados en cuenta:

  • Evitar el consumo de lácteos

Según Estudios de Expertos, existe una relación del consumo de productos lácteos y el acné.  Esto se debe a que muchas vacas lecheras en los Estados Unidos sobre todo son tratadas con hormonas de crecimiento, las cuales aumentan la producción de sebo e inflamación, que puede desencadenar de alguna manera el acné.  Por otra parte, los lácteos son difíciles de digerir para muchas personas, en especial quienes tienen intolerancia a la lactosa , afectando así al sistema digestivo.

  • Evitar alimentos inflamatorios

La inflamación en el cuerpo contribuye a fomentar las enfermedades de la piel, tomando en cuenta que la salud viene de adentro hacia afuera.  Se ha mencionado que el acné es una enfermedad inflamatoria, por lo que para controlarlo, es necesario el consumo de alimentos antiinflamatorios.   Dentro de ellos están las verduras de hoja verde y frutas.

  • Evitar el azúcar y el pan

Se ha dicho que los alimentos que contienen un alto índice glucémico son proclives a producir el acné en algunas personas.  Esto podría ser debido a que el pico de azúcar en sangre desencadene una producción excesiva de sebo.

Los edulcorantes artificiales, el pan blanco, los dulces son productos con alto índice glucémico, por eso es recomendable limitar su consumo y dirigirse al consumo de alimentos con bajo índice  glucémico.

2. Realizar limpieza de órganos continuamente

Los microorganismos que cohabitan en el sistema intestinal como hongos, bacterias, virus, deben mantener el ecosistema equilibrado.  Al haber malabsorción de alimentos u otro factor que provoque esa disbiosis, el cuerpo se llena de parásitos que no ejercen ninguna función positiva, por lo que es recomendable realizar limpieza de órganos.

Para ello se utilizan plantas medicinales que ayudan a desparasitar el organismo y a liberarlo de todos los parasitos y toxinas que están alojados en la microbiota intestinal.

3. Evitar episodios de estrés

Aunque el estrés no causa directamente el acné, es importante tomar en cuenta que el acné no comienza con problemas en la piel a nivel exterior, sino en determinadas hormonas.

En el caso del estrés, el cortisol es una hormona que eleva sus niveles cuando hay estrés y puede aumentar la grasa que produce la piel, haciendo que los poros se obstruyan y se genere un brote de acné.

4. Evitar tocarse el rostro continuamente

El contacto de las manos con objetos, sustancias y otros elementos hacen que estén expuestas al polvo y sucio, por lo que es necesario lavárselas si se quiere tocar el rostro. Tocar el rostro no produce acné pero si sientes picazón y te rascas la cara por algún pequeño brote, puede desarrollar un acné no deseado.

5. Restringir la exposición excesiva al sol

La exposición continua al sol de una manera excesiva puede perjudicar la piel.  Los rayos UV pueden dañar la piel.  Es recomendable usar protector solar.+

 ¿Qué cuidados se deben tener en el rostro?

Cuando una persona es propensa al acné, los cuidados extremos de la piel no son una exageración. Hay que emplear el exfoliante, tónico y pomada que nos indique el especialista. Así, como eliminar la costumbre de tocarnos el rostro y limpiar el celular con antibacterial a diario.

Estos son algunos consejos esenciales, que se deben seguir para mantener la piel en la mejor condición:

  • Lava tu rostro al levantarte y especialmente en las noches antes de ir a dormir. De esta forma puedes liberar tu piel de la suciedad, contaminación y cosméticos a los que estuvo expuesta todo el día. Recuerda emplear productos acordes a tu tipo de piel. También, cambia la funda de las almohadas de dos a tres veces por semana
  • Emplea cosméticos que dejen respirar la piel. A una piel con acné o propensa a presentarlo puede aplicársele maquillaje, solo procura estar pendiente de aplicar los productos adecuados. Así como de realizar una buena limpieza al retirar el maquillaje, por ninguna circunstancia debes ir a dormir con el rostro maquillado
  • Se aconseja aplicar cosméticos libres de aceite y fragancias comedogénicas, evitando también las cremas abrasivas. Asimismo, emplear maquillaje y sombra para los ojos en polvo y no en crema. Además, es recomendable limpiar las brochas faciales todas las semanas
  • No exponerse al sol. Una exposición constante y prolongada, en especial en las horas de mayor radiación solar, pueden oscurecer las cicatrices que se hayan generado a causa del acné
  • No apretar los granos. Esto solo empeorara el aspecto y aumenta las posibilidades de infección.

Tratamientos empleados en el control del acné

Como sabemos, el acné puede originarse por diversos motivos. Además, al existir diferentes tipos de piel, los tratamientos contra el acné deben ser personalizados.

El tratamiento del acné en adultos, así como en los demás tipos, tiene por objetivo principal reducir la secreción sebácea. Asimismo, se busca disminuir o eliminar la comedogénesis, población de bacterias e inflamación.

La combinación de tratamientos tópicos junto con los orales es lo ideal. Aunque estudios realizados han arrojado, que la piel madura genera una mejor respuesta a los tratamientos tópicos. Debido a que los resultados al tratamiento suelen ser lentos, se aconseja motivar a los pacientes para que cumplan a cabalidad su tratamiento.

Tratamientos tópicos

Para detener el avance del acné en adultos, los especialistas prescriben el empleo de los retinoides tópicos y  alfahidroxiácidos. El empleo de los retinoides tópicos debe comenzarse con aplicaciones cortas, para ir incrementándolas gradualmente según la tolerancia del paciente.

Los antibióticos tópicos, entre ellos la eritromicina y clindamicina deben usarse en combinación con otro tratamiento para evitar la resistencia bacteriana.

Se ha comprobado, que el gel de nicotinamida al 4% aplicado 2 veces al día es eficaz, además posee efecto antinflamatorio y no promueve la resistencia bacteriana.

Tratamientos sistémicos

  • Antibióticos sistémicos. La respuesta con este tipo de tratamiento es lenta e ineficaz en un 80% en pacientes adultos. Además, la eficacia de los anticonceptivos orales, se puede ver disminuida con antibióticos como la rifampicina
  • Tratamiento hormonal. Es eficiente tanto en presencia como en ausencia de hiperandrogenismo. Aunque hay un mayor riesgo de tromboembolismo en mujeres de mediana edad. Entre los tratamientos disponibles están: espironolactona, flutamida, drospirenona y acetato de ciproterona
  • Isotretinoína. El mismo se puede emplear cuando el paciente tiene una mala respuesta a los tratamientos antibacterianos orales o tópicos. Se ha comprobado, que dosis bajas e intermitentes de Isotretinoína oral mantienen la mejoría en pacientes adultos.

Tratamientos adyuvantes

En lesiones de acné nodular o quísticas inflamadas se pueden emplear corticoides intralesionales, las cuales disminuyen el riesgo de cicatrices. Así como también, reducen el dolor y la inflamación en forma rápida.

Una secuela de las lesiones nodulares inflamadas es la hiperpigmentación, la cual se puede reducir con retinoides tópicos o ácido azelaico.

En caso de presentar macrocomedones se puede aplicar terapias físicas como peeling con ácido glicólico o frio.

Más recientemente se han empleado otras estrategias parar eliminar el acné en adultos, dando excelentes resultados. Nos referimos entonces, al uso del láser, luz pulsada intensa terapia fotodinámica. Todos estos tratamientos actúan disminuyendo la inflamación y desactivando la bacteria que produce el acné. Así como también disminuyen las marcas en la piel.

Concluyendo

El acné postadolescente no es algo extraño. Hoy en día se reconocen dos tipos de acné en adultos: el acné persistente y el acné de comienzo tardío.

La causa del acné en adulto puede tener diferentes orígenes, como genético, alteraciones hormonales y una inadecuada alimentación. Incluso, algunos medicamentos, higiene deficiente y la práctica de malos hábitos como fumar, pueden desencadenar un brote de acné.

El tratamiento de acné en adultos, puede ser diferente al de los adolescentes, pues en adultos el acné es más resistente a las terapias convencionales. Por ello, en ocasiones se considera el empleo de isotretinoína oral en dosis bajas o intermitentes.

Es importante atender el acné en adultos. Debido a que su impacto en la calidad de vida puede llegar a ser mayor en comparación con los adolescentes.

Para Alessia, mi seguidora, la información suministrada fue de gran ayuda, por lo que está muy agradecida. Ahora ella sabe, que por su herencia debe estar pendiente de su dieta y estilo de vida. Por ello aplicó correctivos como evitar el consumo de grasas y azucares, además de realizar ejercicios. Asimismo, está pendiente de emplear en su rostro los productos adecuados.

La información suministrada a Alessia es la que comparto con todos en el post. Nuevamente, con disciplina y constancia, Alessia logró recuperar la lozanía de su rostro.

“El acné no siempre desaparece cuando superamos la adolescencia, por supuesto que no, la piel es un espejo de nuestras emociones, nuestra salud y nuestros hábitos de higiene, tengamos la edad que tengamos”

Dr. Joshua Zeichner

Departamento de Dermatología del hospital Mount Sinai de Nueva York

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

La entrada ☑️¿Por Qué Aparece El Acné Durante La Adultez? se publicó primero en Coco March.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Aries And Aquarius Compatibility: For A Harmonious Relationship

Papaya

Compliments For Women: For They Deserve Some